Sofás de aire

El holandés Jeroen Van den Kant no ha inventado la sopa de ajo, pero casi: vende aire. Con sus sofás de 1, 2 y 3 plazas al estilo tradicional, el joven diseñador le da una vuelta de tuerca a aquellos asientos inflables tan psicodélicos de los sesenta. Ambientalmente, el mobiliario hecho de aire tiene ciertas ventajas: - la desmaterialización de un elemento que tradicionalmente ha tenido mucho peso material. - el peso del objeto es ínfimo y su volumen durante el transporte y el almacenaje, ridículo. - el material utilizado es sólo uno, de fácil reciclado. En contra, que seguramente su vida útil sea menor que un sofá de los de toda la vida. Los pros y los contras -en este caso, ambientales- de un objeto dependen siempre del contexto. No es lo mismo el sofá que se utilizará para la antesala de una exposición de arte itinerante que el que tendrá en casa una costurera que cose pantalones frente al televisor. No existe una verdad absoluta. En cualquier caso, habrá que valorar cuál es la opción más conveniente desde un punto de vista ambiental. +: Blofield o: El viento o ¿Otra silla nueva? o ¿Es verde el bambú?

4 comenta :

irenu dijo...

Pues me parece perfecto para las terrazas de verano, se ahorra el transtorno de tener que guardar todos los muebles para la siguiente temporada.

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Yo sí le veo utilidad al invento. A poco que se vaya mejorando y se eviten los pinchazos, ¿por qué no?

Si te gustan los relatos mínimos, sólo te pido 20 segundos de tu vida para que leas alguna de las historias de http://www.hiperbreve.blogspot.com (Hiperbreves S.A. en la categoría de ficción). Me gusta que me dejen comentarios y, si crees que merezco un voto, pues adelante, que me hace falta un empujoncito final. Muchas gracias

simón dijo...

A mi siempre me han interesado mucho los elementos inflables y la arquitectura inflable y creo que se podria potenciar mucho más su uso y su experimentación, si te interesa la arquitectura inflable busca por la web Archigram,Michael Webb o Ron Herron. El otro dia te comente la noticia de la Bienal, creo que no lo viste,asi que te saludo ahora!!hace tiempo que no se te ve el pelo!!

Jon Marín dijo...

Los hinchables son perfectos para lugares efímeros, ahorran espacio y tiempo.

Saludos, Simón!