Sergio empieza de nuevo

Esto es lo que dio la llamada de urgencia de Sergio, un chico barcelonés que quiso regalar todo lo que había en su casa para no cargar con ello en la mudanza. Mi hermano fue (y espero que me regale algo): "Joan y Anna se llevaron un mueble blanco bajo y una estantería también blanca. A David y Javi les gustó una bolsa de deporte que llenaron con una lámpara, vajilla, vasos de chupito, cubiertos, camisas y unas gafas de sol muy molonas. Bea no le quitó ojo a un somier y a un escritorio (donde yo hice mi tesina). El amigo de Bea, se llevó una bicicleta y sonreía sin creérselo del todo. Las primas de Armonía, se enfundaron una mesa blanca y una carretilla, donde llevaron la mesa blanca. Isidro vino a por el mini-primer, que se le había jodido de la última calçotada, Martita se despertó en casa y sin querer se fue con un paraguas y un libro de fotografía. Yeshe vino a por la pantalla para proyectar, pero se acabó llevando también un macetero y un porta macetero. Albert y Katia acaban de alquilar un piso en Gracia, y ahora comerán en la mesa del Ikea, guardarán sus zapatos en la cajonera y llevarán la ropa sucia dentro de un saco negro. Como tienen un pequeño jardín, también se llevaron una silla blanca y una mesita de mimbre. Victor vino de Castelldefels bien temprano y se llevó un armario-ropero, una fondieu nueva, un botellero, una hamaca, una tetera y una caja llena de platos. Y otro mueble, pero ya no sabemos ni cuál. Alex vino a por el dvd y el sofá-cama, Marta nos trajo croissants de chocolate y un brazo de gitano que abrimos con el café. A cambio ella se llevó la tele, un casco de moto y una mesa. Montse y Marco se llevaron unas botas de esquiar, unas perchas y un tendedero… pero lo más importante es que vino a vernos con su hijo Marco. Corine se llevó dos tupperwares y una ensaladera y Sergio (del Bar la Caña) se llevó un somier, un colchón y un sillón negro. Nuria se llevó la otra pantalla para proyectar. Laura la tele y otro dvd, Juan la nevera, Alex una cama y dos sillones, ollas y una cajonera.
A Anna y Noe, simpatiquísimas, les gustó el escurridor de platos, una lámpara en forma de nido, un tiesto y algunos platos. Miriam, Montse y Edu llegaron tarde pero se fueron con un espejo y unos cestos. Francesca vino la última. Y el ambiente ya era desolador. Dijo: "¿Y este microondas?". Le explicamos que ya tenía dueño, pero que si no llamaba en lo que quedaba de día, se lo quedaría ella. Y finalmente así fue. Es curioso, Francesca, ha vivido 1 año y medio en DF, justo mi próximo destino. Se merecía el microondas. Su sonrisa nos dejó atónitos. Rita, a las 12 de la noche, encontró una bolsa llena de ropa que ni tan siquiera sabíamos que estaba allí. La abrimos y encontró decenas de piezas de ropa de chica. ¡Estaba contentísima!
Ya están esparcidas las cenizas. Gracias a todos y a todas por venir! Fue un día genial!"
¡Buena suerte en DF, Sergio! +: Blog de Basurama o: Sergio regala toda su casa

1 comenta :

Román Torre dijo...

Felicidades por la iniciativa,hace tiempo que sigo tu blog que es muy interesante..Esto a sido la caña..al final lo que uno no quiere el otro lo desea...Un saludo de un nuevo Barcelones...jajaja