Construcciones animales y su función comunicativa

"Las construcciones pueden servir para comunicar o señalar caracaterísticas de los constructores a otros individuos de la misma especie. Las diferencias que existen entre las construcciones de diferentes individuos de la misma especie pueden indicar diferencias entre algunas cualidades de los constructores e incluso pueden servir para el reconocimiento de cada individuo en particular. En ocasiones, el constructor muestra un comportamiento decorativo añadiendo elementos sin ninguna utilidad concreta, que algunos autores consideran una semilla de esteticismo. En el ser humano, los edificios y centros ceremoniales constituyen mecanismos de identidad: de grupo, de etnia, de religión, de poder, etc. La gente se ve reflejada en ellos y, por lo tanto, se generan mecanismos de comunicación social y estética".

"El pergolero, como todas las aves jardineras de Australia y Nueva guinea, construye una glorieta o pérgola con ramas y hojas, bellamente adornada con frutas, flores, piedras y otros objetos, para realizar la parada nupcial. Las características y complejidad de la glorieta indican a la hembra la calidad (fortaleza, salud, etc.) de los machos entre los que tiene que elegir. Cada especie utiliza preferentemente un color; así, el macho de pergolero satinado (Ptilinorhynchus violaceus), de plumaje e iris de color azul iridiscente, no sólo elige los ornamentos de color azul sino que pinta la parte interior de la glorieta con regurgitaciones de frutas azuladas. La pérgola tiene un uso puramente comunicativo. Se trata de uno de los pocos ejemplos de construcciones no humanas con cierto sentido simbólico y posiblemente estético".

Vía Los otros arquitectos. Institut de cultura- Museu de les ciències naturals de la Ciutadella (2004)

o: Alfombras como hojarasca o Especies cruzadas o Dissenya el teu niu